lunes, 7 de junio de 2010

Reporte.

Acerca del planteamiento del Caso

Acerca de la Edad Media...

Cuando plantee mi caso sobre los Bestiarios, una de mis preguntas iba enfocada hacia la definición de la Edad Media, sin embargo, dada la complejidad de este punto, decidí para fines prácticos, por ahora, utilizar los datos que proporciona la periodización de la historia, [1] con el fin de poder contextualizar en qué momento y bajo qué circunstancias surgen los bestiarios.
Sin embargo, a medida que iba avanzando en mi investigación me di cuenta que sería de más provecho para el entendimiento de los bestiarios si me enfocara a la pregunta ¿cómo es la Edad Media? en vez de ¿Qué es la Edad Media? La idea es conocer los simbolismos que se originan en una sociedad en un tiempo y espacio específicos, reflejando la cultura y la manera de pensar del hombre medieval. Lo pienso en función de lo que dice Ma. Dolores –Carmen Morales Muñiz:“La cultura o el mundo medieval, tiene una vertiente eminentemente simbólica, como casi ninguna otra época de la historia. El lenguaje simbólico abarca todos y cada uno de los aspectos de la vida del hombre desde la etimología hasta la liturgia. Le Goff afirma que ese pensamiento simbólico no era más que la forma elaborada del pensamiento mágico del que estaba imbuida la mentalidad común. Dominando el lenguaje simbólico, se rendía pleitesía a un ser superior, en este caso, a Dios. La forma de ser reconocidos por él, era dominar los signos. Además el cristianismo hace que el fenómeno simbólico pueda llegar a gozar de unos criterios claros, y por lo tanto homogéneos y universales, dado que la fe cristiana es indisociable de la cultura y la vida medieval.” [2]

Los Bestiarios…

Los bestiarios son textos, en su mayoría de la época medieval, en los que se describen las características, así como los hábitos de los animales, y después se añadía una lección moral o espiritual con el fin de transmitir hábitos y/o costumbres cristianas. [3]
La mayoría de los bestiarios no exceden de los cuarenta a cincuenta animales, además de tratar básicamente de los mismos. Algunos investigadores consideran que las ilustraciones eran la verdadera razón de su popularidad, algunas llaman a la mente los símbolos sagrados o historias de la Biblia; aunque no todas contienen un “simbolismo animal”, en ocasiones sólo cumple con una función meramente decorativa.
Es importante mencionar que la mayoría de los bestiarios que he revisado, al revisar la ficha técnica , prácticamente todos, son anónimos, sólo uno aparece con una rúbrica (el Bestiario de Anne Walshe), pero no se tiene la certeza sea de su autoría.
La mayoría de los Bestiarios hacen referencia a una obra escrita en griego, llamada el “Physiologus” del que se piensa fue escrito en Alejandría por un monje griego entre el 400 y 700 (no se ha podido determinar ni la fecha, ni el autor). Lo que se sabe es que era uno de los más populares y que sirvió de base para los bestiarios del siglo XII y XIII. Por ello se tradujo a muchos idiomas, siendo la versión latina la primera en realizarse.
Con apoyo de citas bíblica el verdadero propósito de la Physiologus no es la exposición de historia natural, sino utilizarlo como ejemplo, para presentar una enseñanza cristiana.
Este uso surge a partir de la idea medieval de que toda creación de Dios, incluidos los animales, tenía por objeto, proporcionar ejemplos para la humanidad de la manera correcta de vivir, y de la cual se puede encontrar dicha referencia en la Biblia:
"... pregunta ahora a las bestias, y ellas te enseñarán; y las aves del aire, y te diré ... "(Job 12:7) "
Respecto a las diferencias entre los Bestiarios Medievales y la Historia Natural de los griegos, se trata en primer lugar, de una cuestión religiosa, y en segundo la intención con la que fueron realizados, pues mientras que los Bestiarios Medievales se concentran en la enseñanza de doctrinas cristianas, con el fin de trasmitir buenos hábitos, en el caso de los griegos (considerado paganos), y en particular Aristóteles, por ejemplo, con su “Filosofía de la Naturaleza” se preocupa por clasificarlos por su estructura. De hecho, es precisamente Aristóteles, considerado el padre de la zoología y la botánica.
Los Bestiarios medievales no pueden considerarse como tratados científicos, pues los aspectos científicos del animal importan muy poco, pues reales o ficticios sólo sirven para enseñar. [2]
También no podemos hablar de una tendencia plástica, pues específica, pues el gótico surge casi a finales de la Edad Media. Además de que el carácter de los dibujos en los bestiarios, es únicamente ilustrativo, para transmitir una enseñanza y no una emoción.

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Periodizaci%C3%B3n
[2] Ma. Dolores Carmen Morales Muñiz. “El simbolismo animal en la cultura medieval”. Revista Espacio, Tiempo y Forma, Serie III, Ha. Medieval, t.9, 1996. págs. 229 – 230.
[3] H. Collins. “Some Twelfth-Century Animal Carvings And Their Sources in the Bestiaries. England. 1940. Pag. 1.
[4] Ma. Dolores Carmen Moralezs Muñiz. op.cit. pág. 233

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada